Y El Arroyo de Querit se Secó

¿Porqué permite Dios que se seque el arroyo?
Para enseñarnos a confiar en Él, y no en sus dones.
Por regla general, Él no provee a su pueblo por mucho tiempo de la misma manera y por los mismos medios, no sea que confíe en éstos, y espere recibir ayuda de los mismos. Tarde o temprano Dios muestra cuánto dependemos de Él aun para recibir las mercedes cotidianas. Pero el corazón del profeta había de ser puesto a prueba, para ver si su confianza estribaba en Querit o en el Dios viviente. Así es en su trato con nosotros. Cuán a menudo creemos que confiamos en el Señor, cuando, en realidad, descansamos en circunstancias cómodas; y cuando se vuelven incómodas, ¿cuánta fe tenemos?
A.W. Pink La Vida de Elías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *